Tradiciones Navideñas De Costa Rica

Tradiciones Navideñas De Costa Rica

Traditional Food

La temporada que coincide con la Navidad es una temporada muy especial para los costarricenses, para la mayoría de los ticos es una de las temporadas más alegres y son definitivamente las más esperadas del año. Nuestro clima mejora y se convierte en epítome del clima perfecto en nuestro país, días soleados con atardeceres espectaculares, aquellos los que luego se reproducen en postales y fondos de pantalla.

A partir de mediados de noviembre por lo general la transición a la Estación Seca nos permite salir a la calle sin llevar el paraguas, el aire es fresco en las noches y la humedad baja. Hay una magia en el aire cuando se avecina Diciembre, nuestro humor cambia y todos los Ticos nos sintonizamos con la alegría de las fiestas de fin de año. Queremos estar más al aire libre y disfrutar mucho más con nuestros seres queridos. Como lo es en muchas otras culturas, la mayoría de las celebraciones implican una actividad muy importante, la preparación de alimentos.

 

En Costa Rica el platillo que tiene el poder de unir a toda la familia en Navidad se llama “Tamal” y su preparación usualmente dura un día entero en donde la familia se reúne para preparar y disfrutar de una buena “tamaleada”. El “tamal” es técnicamente un pedazo de masa de maíz que se envuelve con varios ingredientes (que varía de receta a receta) en una hoja de plátano. Los tamales se comen en todos los tiempos de las comidas, para el desayuno, el almuerzo o incluso la cena.

 

La receta original incluye carne de cerdo y sus derivados, en la actualidad hay versiones más “light” así como opciones vegetarianas. Este platillo también se puede encontrar en toda América Latina, con otros nombres y con ligeras variaciones en la receta, lo que no cambia es el concepto de un pedazo de masa de maíz que contiene ingredientes envueltos en hoja de plátano, habrá variaciones en el tamaño y sabor. En Venezuela, por ejemplo, se le llama “hallaca”, y es una versión mucho más grande del tamal y está hecho con una masa un poco diferente a la nuestra y que contiene ingredientes como la carne y las aceitunas y los huevos y el sabor es mucho más dulce. El tamal es más que un platillo Navideño, es la razono por la cual las familias reservan un deja entero en la cual se reúnen, comparten y preparan este delicioso platillo durante la tamaleada.

 

La esencia se encuentra en el corazón del calor de la familia el cual es a su vez la esencia de la Navidad. La tamalada es la ocasión perfecta para que las recetas se trasmitan de generación en generación y para que podamos apartar un tiempo casi sagrado para compartir con los seres más queridos. Por ende la tamaleada es una reunión familiar en donde los integrantes pueden disfrutar de un día juntos en donde el producto final son suficientes tamales para toda la temporada de Diciembre.